Sándor Márai, o el santo a la espera de los cuervos

Pablo Di Marco   Los lectores aman las historias de ascenso, muerte y resurrección. Dan fe de ello los mitos griegos, la Biblia, Shakespeare e incluso las oligofrénicas crónicas deportivas de estos días. ¿A qué se debe esa necesidad del hombre por llevar al héroe al paraíso, después degradarlo hasta el último infierno para, al fin,Sigue leyendo «Sándor Márai, o el santo a la espera de los cuervos»

Alejandro Schmidt

El jorobado en la madrugadapor el vidrio roto de la escarchaalguien llama a su perro silbainsistellama a su perro si una vezuna sola vezhubieran llamado asía mi corazón no llevaría esta jorobacuando sale el sol. Un hombre va al trabajo Un hombre va al trabajocon una chaqueta liviana y una camisagastada, celeste, a rayas caminaSigue leyendo «Alejandro Schmidt»

Leandro Surce: Haikus

El haiku es la pintura de un instante.En Moras silvestres, este bello libro de haikus, Leandro Surce a veces respeta la métrica, a veces no; a veces usa palabras de estación (como grillos, mosquitos y dientes de león) y muchas otras no; pero siempre nos muestra una pintura, o una foto a color, donde seSigue leyendo «Leandro Surce: Haikus»

Osvaldo Bossi

La escuadra Siempre se portó mal,midió por su cuenta al mundoen total desamparoy desoyendolas órdenes de la maestraque no soportaba tales vértices,tales ángulos de atrocidad.Una mañanala utilicé como revólvery disparé contra el mundomi primer rencor. La goma de borrar La busquécon desesperacióndespués de cometer el crimen;tenía las manos llenas de sangre,las manosy el pantalón.Pasé frenteSigue leyendo «Osvaldo Bossi»

Sharon Gorosito

RompecabezasMi abuela me contó una vezque algunos duelosempiezan antes que la pérdidacomo si una parte de nosotrosmás atentase moviera sigilosapara arrimarse a rompernospor una despedida prontao lejana.Y la otra parte,tan inocentefuera sólo una pieza del rompecabezasexcluida de la cajasin manual de instrucciones. El baúlLo que se guarday escondepor más caricias que lleveno deja de doler.Sigue leyendo «Sharon Gorosito»

Luis Guillermo Franquiz

Las páginas internas En medio de la lectura de los diarios de Alejandra Pizarnik me quedé pensando en los inicios de este antiguo género literario cuyas raíces se imbrican en el tiempo y las formas de diferentes autores. Lo cierto es que siempre ha existido la presunción de catalogarlo como un género literario menor, porSigue leyendo «Luis Guillermo Franquiz»

Poemas de Patrizia Cavalli

Traducidos al español por Fabio Morábito Quante tentazioni attraversonel percorso tra la camerae la cucina, tra la cucinae il cesso. Una macchiasul muro, un pezzo di cartacaduto in terra, un bicchiere d’acqua,un guardar dalla finestra,ciao alla vicina,una carezza alla gattina.Cosí dimentico semprel’idea principale, mi perdoper strada, mi scompongogiorno per giorno ed è vanotentare qualsiasi ritorno.Sigue leyendo «Poemas de Patrizia Cavalli»

Rosana Laura Canosa

Para estar triste en primavera Lavar sábanas blancascon jabón blancoen alguna piletaque esté debajode un limonero(también puede ser un ciruelo)lo crucialpara que esto funcionees que esté florecidorefregar las sábanas blancascon jabón blancosi cae una flor blancaentre el agua espumosay los dedos arrugadosdejarla flotar no corregir nada de lo que se nos ofrece si hay pájarosSigue leyendo «Rosana Laura Canosa»

Jesús Alberto León

INÚTIL RECLUSIÓN Uno cree estar a salvo del desamparo usual,quedándose en la casa todo el día.Los colores cordiales, los muebles protectores,las paredes de ceño inexpugnable,aseguran la vigencia tranquiladel amparado temple, del sosiego. Se puede así escapar a la obcecada esgrimaque deshilacha la trama del mundo;se puede reposar, impedir el desgarro,y aun desorientar el filo abalanzado…Sigue leyendo «Jesús Alberto León»

Leandro Diego

Poemas de Monoimi #2 si le fuera posible deseardesearía ser el pibeque está abajo de la Panamericanaen medio de la nochey del frío calentándose las manosen un tacho de lata: brasas de cartón, ramasun cajón de verdurashúmedoy la hojarasca quetodavíacrepita la campera azul,el zumbido de las moscas que–depende del viento–a veces se escuchay a vecesSigue leyendo «Leandro Diego»

Hélène Cixous

Retrato de Dora. Fragmentos Primera traducción al español por Agustina Saubidet B. [ VOZ DE FREUD ] En un silencio deslumbrante, ella sube por las calles de Linz en llamas, lenta, endurecida por un duelo mortal. Ella no dice nada. Se siente minúscula. Polvo convulsionado. Ella conoce el horror del arrepentimiento mucho más potente queSigue leyendo «Hélène Cixous»

“Jamás se está solo cuando se escribe”

Entrevista a Héctor Prahim por Adriana Morán Sarmiento Dice Héctor Prahim: “La escritura es espiritual porque viene de adentro, y a la vez es terrenal porque llega de afuera. Hay libros que tienen la capacidad de lograr un viraje potente en el lector, en las distintas etapas de la vida, y hay libros que tienenSigue leyendo «“Jamás se está solo cuando se escribe”»

Jairo Rojas Rojas

Poemas del libro Geometría de la grieta 5:00 a.m. Debogri-tarcomo tú:la palabra golpeada, vaciada, llena de sombras para el que mira tres lunas coronando peregrinas montañas. Gritar como un coñazo en la puerta del mar; por joder, pajudo, al que sereno escucha la palabra vibrátil que deja callada la muerte y las preguntas que unSigue leyendo «Jairo Rojas Rojas»

Los caminos de El gatopardo

Pablo Di Marco La historia de la publicación de la novela El gatopardo es uno de las más singulares de la historia de la literatura, y tal vez sea interesante relatársela no solo a los lectores sino también a tantísimos escritores que se desaniman al no encontrar editorial que se interese por sus obras. ElSigue leyendo «Los caminos de El gatopardo»

Los años tristes de Kawabata. Fragmento

A Miguel Ángel Sardegna, mi viejo, in memoriam,que tuvo mucho que ver con el viaje a Japónen el que escribí la mayor parte de esta novela. P r i m e r a p a r t eBuenos Aires Solo la literatura permite entrar en contacto con el espíritu de un muerto, de manera másSigue leyendo «Los años tristes de Kawabata. Fragmento»

Flavia Pantanelli

Agramaticalidad del sujeto elidido Porque lo que pasó hoy fue diferente. Tengo, tenemos, mi hermana y yo, cincuenta años. Vivo, ella también, en una ciudad de quince millones de habitantes, así que siempre es una sorpresa toparme por casualidad con mi gemela en alguna esquina imprevista de Buenos aires: una alegría desconcertante que me dejaSigue leyendo «Flavia Pantanelli»

El Club de La Mancha

Monzantg «Queda la lengua materna», responde Hannah Arendt en una entrevista de 1964, después de haber emigrado de Alemania a Francia y luego a Estados Unidos; «la patria es la lengua», escuché a Ángel Lombardi al referirse a qué es Latinoamérica y lo latinoamericano. Algo intuye José Antonio Durán, jovencito a quien había dado claseSigue leyendo «El Club de La Mancha»