Jacobo Cardona Echeverri

Azul, óxido naranja “El Departamento de Seguridad de la Patria advierte que la clave de alerta terrorista en este momento es… anaranjada”.Anuncio emitido regularmente en algunos aeropuertos americanos. Los calzoncillos de Esperanza huelen a frambuesa y a Marlboro. Son de dos colores: rojos y azules. Los azules son casi negros. A Esperanza le parecen muySigue leyendo «Jacobo Cardona Echeverri»

Nicolás Correa

Un poema de Virgencita de los muertos IV. ayer tuve miedotu lengua vergajo muertoestuviera repitiendo las mismas cosasporque se lee en tu cuerpode miedo a mataren vez de pelearvas a correr caída único silenciono poder oír lo que decísel olvido el temor joven entre las viejasvieja entre las muertaslos chicos correnaprendiendo a caminar el infiernoSigue leyendo «Nicolás Correa»

Valeria de Vito

Tres poemas CAÑO DE ESCAPE No puedo tomar un aviónsufro de espasmos en el vuelo;sufro de dios en la religión yen la estacióndel ruido al tren. Pero puedo escucharsoplar al vientosu silbido divino quehurga en el polencuando decido sertransparente en mi espacio. Dibujar contornos de aire,vaciar de hielo el agua hirviente oen la desesperación, amanecer.Sigue leyendo «Valeria de Vito»

Aixa Rava, por Lucía Vargas

“Cuando el poema sale es como un rayo” Aixa Rava es correctora científico-literaria, profesora en Letras y escritora. Oriunda del sur de Argentina,  llegó a Buenos Aires hace apenas dos años. Recientemente, sacó a la luz su primer poemario: Barda, a través del sello editorial Buenos Aires Poetry. Libro que, supe después, fue el resultado de muchoSigue leyendo «Aixa Rava, por Lucía Vargas»

Antonio López Ortega, por Adriana Morán Sarmiento

El libro es nuestra más íngrima dosis de felicidad En momentos críticos, la cultura –le creatividad- sale a flote.  Esta es una afirmación que se ha repetido por años y cientos ejemplos en todo el mundo lo comprueban. Es así como Venezuela, país de actual crisis económica  y política, apuesta por un nuevo encuentro literario:Sigue leyendo «Antonio López Ortega, por Adriana Morán Sarmiento»

Alejandra Laurencich, por Lucía Vargas

Más se vacía uno, más se llena 8 de Octubre de 2014. Es una tarde húmeda en la ciudad de Buenos Aires. Tomo el tren rumbo a Vicente López. Cae el sol a eso de las 6 cuando llego a casa de Alejandra. Me recibe Brit, su perro. Entro y lo primero que miro esSigue leyendo «Alejandra Laurencich, por Lucía Vargas»

Ednodio Quintero

Los dioses Enclavada en lo alto de la montaña, protegida por riscos, fosos, farallones, la ciudad, prácticamente aislada del mundo exterior, se bastaba a sí misma y consumía su espíritu en el ejercicio de una religiosidad exacerbada. Mendigos, charlatanes y saltimbanquis, farsantes, predicadores y traficantes de ídolos, asolaban las calles empinadas y los callejones sombríosSigue leyendo «Ednodio Quintero»

Solange Rodríguez Pappe

Pequeñas mujercitas Mientras llenaba cajas y cajas con basura sacada de la casa de mis padres, vi a la primera mujercita correr hasta el sofá y escabullirse bajo sus patas con un grito de alegría eufórica. Tampoco es que me sorprendiera tanto topármela. Ser hija de una pareja de acumuladores que durante toda su vidaSigue leyendo «Solange Rodríguez Pappe»

Guillermo Bawden

Paris Journal Rive GaucheParis,sé que hay que bajary costear el río para dar avisode nuestra suave llegada. Le MaraisLos ojos abiertos en medio de la feriaolor a cilantro y especiasHusmeando a las hembrascomo los más inteligentes simiosque el planeta ha visto Aún somos pocospara retomar el poder. CatacumbasBajo la luz,un camino cerrado,una vela roja sobrelaSigue leyendo «Guillermo Bawden»

Natalia Litvinova

Poemas de Esteparia lengua esteparia desagotaré el límite de lo exactosufriré el naufragio más quietotragándome en mi intemperie.mi pie partió y fue feliz.mi puente se partió y fue feliz.mi cuerpo se quebrónací de mí,de mi quebrado broteen fatigas y barcos,en oráculos que se doranjunto al dios de un ojo,el que oyepenetrar mi lengua esteparia. laSigue leyendo «Natalia Litvinova»

Francisca Álvarez

Día cinco. Desprenderse de lo ajeno Despierto sobresaltada por un rasqueteo. Que no sean los cuises. Tres años atrás afrontamos una invasión de las graves. Sus chillidos al ser atrapados llenaron el pueblo de una inusitada vitalidad. Los gritos humanos provocados por la epidemia de fiebre de los conejos que la acompañó, crearon una atmósferaSigue leyendo «Francisca Álvarez»

Carla Repetto

Relatos de Ciclo Alterno El fin Sintió cómo la mañana envolvía entre sus sábanas la calidez del sol que entraba por la ventana. La luz entraba pareja iluminando toda la habitación. Los espejos ayudaron a conservar el ambiente mientras remoloneaba entre almohadones que sin intención la habían rodeado. Cuando abrió los ojos sintió el aromaSigue leyendo «Carla Repetto»

Ezequiel Vila, por Lucía Vargas

“Lo que se mantiene en ese ida y vuelta entre medios, es la necesidad de contar historias” Ezequiel Vila es poeta, docente e investigador. Reside en Buenos Aires y publicó su primer libro de poemas en 2013, mediante Años Luz Editora.  Una tortuga muerta llega a la orilla de Playa grande consta de cinco poemas enSigue leyendo «Ezequiel Vila, por Lucía Vargas»

Diana Varas Rodríguez

La jaula de los esperpentos A Freddy Avilés Aparecer viva y sin ninguna pinta de sangre en la primera plana del diario amarillista más famoso del país, te asegura la fama de por vida.  “¡La matagallinas fue enjaulada! ¡La matagallinas fue enjaulada!”, voceaban todos los vendedores de periódico a primera hora de ese día. MeSigue leyendo «Diana Varas Rodríguez»

Fernanda García Curten: “La bailarina ya venía puesta en mi escritura”

Entrevista de Adriana Morán Sarmiento Una zapatilla de ballet con espinas de cactus ilustra la portada de La reemplazante, la primera novela de Fernanda García Curten, mención Casa de las Américas (Cuba, 2009) y publicada en Buenos Aires por la editorial Bajo la luna. Se trata de una historia llena de sensaciones que desnuda laSigue leyendo «Fernanda García Curten: “La bailarina ya venía puesta en mi escritura”»

Graciela Maturo, por Monzantg

Bosque de alondras. La encrucijada escritural o la inquisición —por dentro y por fuera—de Graciela Maturo. A contracorriente del Harold Bloom de ¿De dónde viene la sabiduría?, y del Platón que destierra al poeta de su República, en la buena poesía de Graciela Maturo encuentro racionalidad y sensibilidad, arrebato y filosofía; la belleza del mundo y el terror de lasSigue leyendo «Graciela Maturo, por Monzantg»