Paisajes circulares

“Como es Arriba es Abajo, Como es Adentro es Afuera”. El Principio de Correspondencia es una de las 7 Leyes del Universo. Esta Ley nos dice que somos un reflejo del ambiente, es decir, que nuestra naturaleza como seres humanos es el reflejo de nuestra relación con el entorno.

De nada sirven afirmaciones bienintencionadas, oraciones, invocaciones si no hay acción. Lo anterior, por supuesto, nutre la acción y la inspira, pero los cambios se producen maniobrando en lo físico. Por lo tanto, pasar a la acción es algo imprescindible.

Los artistas Lucila Palladino, Ariel Venegas, Cintia Fernandez Padin, Diego Bastos y Manuel Guimarães parten de lo desconocido aun viaje a lo interno y externo, un anhelo de acercarse, de conocer, a través de su práctica, la interacción con nuestro medio ambiente inmediato. Durante cada proceso se relacionan, cada uno a su modo, con lo que hay por dentro y por fuera del mundo que habitan.

Lucila Palladino, en el espacio que se genera entre el papel y el lápiz, intenta descubrir la tensión, recorriendo desde su adentro y volcando hacia su afuera lugares incómodos de habitar en la profundidad de lo que percibe. Su lenguaje explosivo, atado a las emociones, revela y hace presente lo que no está.

Ariel Venegas, preserva la integridad y evita la aparente desintegración, con el uso del dibujo y la pintura, ahonda en su investigación basada en el hallazgo de un libro sobre el proceso de embalsamamiento del cuerpo de la Señora Eva Perón. Este acercamiento a la profundidad de la permanencia, proceso de recopilación que fue modificando su óptica, procede de manera natural en un diálogo con la intimidad.

Cintia Fernández Padin comienza cada dibujo caminando en silencio, son lugares habitados de caminos trazados de un viaje recorrido. De afuera hacia adentro, logra integrar sus pasos, senderos que vinieron del Sur. Cintia prueba perderse y encontrarse en la representación aparente de una naturaleza recorrida.

Diego Bastos representa situaciones inmediatas de su vida y contexto. En estos sucesos cotidianos, donde lo imaginario juega un papel protagónico, utiliza una composición espontánea y la pintura aquí propondrá la siguiente escena. El límite entre lo interno y lo externo, su mundo interior y lo que lo rodea, modifica su adentro y su afuera, lo que le parece pertenecer y lo que no.

Manuel Guimarães, utiliza la música como expresión narrativa en su relación con el espacio. Es la relación con el ambiente lo que da sonido a lo que lo rodea. Manuel posee una conexión íntima con sus momentos vividos y anclados. Realiza piezas experimentales que exploran la idea de cómo habitamos nuestro espacio, como absorbemos nuestro lugar cotidiano y el tacto con el día a día.

El espacio en el que nos ubicamos tiene una influencia particular en la forma en que
experimentamos.

¿Será la pintura y el dibujo la manera de emprender la búsqueda de aquello que
desconocemos? En esta desdibujada división entre el adentro y el afuera, lo propio y lo extraño, Lucila, Ariel, Cintia, Diego y Manuel, pueden incumbir quedando en evidencia el contacto con lo íntimo e inmediato de su entorno natural.

Al observar a nuestro alrededor nos observamos a nosotros mismos; y al observarnos a nosotros mismos, al conocernos, podemos comprender mejor el Universo.

Texto curatorial de Bárbara Pittera, para la muestra grupal Paisajes Circulares, en Hábito Galería 👉🏼 www.habitogaleria.com

RevistaMuu+ Enero 2021

¿Qué te pareció? Tu opinión es importante.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: