Hélène Cixous

Retrato de Dora. Fragmentos

Primera traducción al español por Agustina Saubidet B.

[ VOZ DE FREUD ]

En un silencio deslumbrante, ella sube por las calles de Linz en llamas, lenta, endurecida por un duelo mortal. Ella no dice nada. Se siente minúscula. Polvo convulsionado. Ella conoce el horror del arrepentimiento mucho más potente que el deseo.


Voy a escribir una carta. Será titubeante. Comenzará con estas palabras: «Usted me mató». Y escribiré: «Me mataste». Luego escribiré otra carta en papel delgado como la piel, que comenzará con estas palabras: «Lo querías…». Dejaré el equívoco, para que complete «él mismo». Ya que no sé lo que quiso. Sin embargo, «soy yo» quien murió. Mi cuerpo está enterrado. En el bosque. Está oscuro allí. Estoy sin voz.


[ FREUD ]
El fuego es lo contrario del agua: en el sueño donde hay fuego, hay agua. Seguramente «necesitaba salir» por el fuego. Pero también para que no le suceda ninguna desgracia… Por otro lado, el fuego enciende, puede representar directamente el amor. Del fuego del que parte un camino, que conduce…
[ DORA ]
¡Lo veo venir!
[ FREUD ]
Usted lo ha dicho. Me ve venir. Ahí donde otro ya ha llegado, hace mucho, mucho tiempo.
[ DORA ]
¿No cree que interpreta todo esto de una manera demasiado personal?


[ SEÑORA K ]
Ven aquí. Cuéntame tus novedades.
[ DORA ]
No tengo nada que contar. Nunca tengo novedades.
[ SEÑORA K ]
Háblame un poco de ti.
[ DORA ]
¿No puede amarme un poco? Un poquitito.
[ SEÑORA K ]
Pero sí, puedo amarte un poco. ¿Pero qué quiere decir eso? ¿Amar?
[ DORA ]
¿No me ama para nada, entonces? ¿No le agrado para nada?
[ SEÑORA K ]
¡Pero ni siquiera lo pienso! Eres amable.
Alguien te amará. Me gusta mucho todo lo que eres.
[ DORA ]
¿No puedo darle nada? ¿Por qué no me necesita?
[ SEÑORA K ]
No necesito nada, de nadie. Eso no quiere decir que no seas nada.

«Retrato de Dora» es una obra teatral escrita por Hélène Cixous en 1976 (Éditions des Femmes). Su potencia –poética y política– no sólo continúa vigente sino que se amplifica a la luz de la expansión que han alcanzado los movimientos feministas. La Dora que retrata Cixous es, por un lado, la analizada por Freud, figura emblemática del psicoanálisis en el estudio de la histeria; por otro lado, es también una Dora a quien la autora le devuelve su lengua singular, rebelde, interpelante. Si las teorías de género y los feminismos han impulsado la revisión de territorios que parecían inamovibles, uno de los más conmovidos ha sido el del psicoanálisis.
Esta es la primera versión en español a cargo de la psicoanalista Agustina Saubidet B. Editado por Las Furias editora, la apuesta es rescatar la obra de una de las más importantes pensadoras de nuestro tiempo, y hacer circular la voz de esa mujer histérica que, transformándose en histórica, denuncia los silencios y las complicidades del patriarcado.

Foto de Lea Crespi

Texto e imágenes cortesía: Las furias editora

2 comentarios sobre “Hélène Cixous

¿Qué te pareció? Tu opinión es importante.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: