Dani Barreto

El sueño fuera del sueño

En el verde rabioso del pasto se posa un pájaro de colores y lo despierta de su sueño. Abre los ojos y el entorno es ficticio y hermoso. Un paraíso de plástico, brillante y naif como él mismo.
A su lado, el parpadeo de la luz de la tarde sobre la hierba lo incita a seguir durmiendo, lo arrulla.
Pero no. Se para y camina. O sueña que lo hace. Y mientras avanza los pájaros se le acercan y lo saludan como a un San Francisco del siglo XXI. Con barba y descalzo como él, pero menos puro. No. Tan puro como él. Tan irreal. Con la santidad rubia y bella imaginada desde Rafael hasta Annie Leibovitz… aunque a San Francisco siempre lo representan moreno.
Ve colores en el cielo, como bordados por una viejita santera y sabia de algún patio en una casa vieja de Asunción. Bordados diestros pero anodinos, que guardan un mensaje secreto… lástima que no sabe cuál es ese mensaje.
Sigue caminando hasta donde ve un seto. Se acerca a los árboles de plástico, juega con sus hojas pet y separa algunas para ver más allá. Una deidad roja y dorada le sonríe, insondable. Aunque cree adivinar de donde viene su complicidad. ¿O es ironía? Le devuelve la sonrisa desde su más absoluta simpleza, y después mira otra vez al cielo, que ahora parece acrílico azulino.
Se rinde a esta realidad. Se ríe solo, por dentro.
A lo lejos, ruge un trueno, como producido al sacudir una plancha flexible de metal. Y enseguida asoma un rayo de papel dorado.
Mariano Soto

Revista Muu+ Agosto 2011

¿Qué te pareció? Tu opinión es importante.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: