Marina Retamar

El rey es lo que come

El rey es lo que come, una sinrazón de insectos pútridos, cadáveres exquisitos, delicatesen infernales. Vive para comer sedentario en su sensual desenfreno que llena de grasa su perspicacia. Despide y recibe masas amorfas de licuados internos haciendo más lugar en su estómago. Desborda la mesa de vómitos glotones que chorrean hasta el suelo. Come y no deja comer el atracón de su gula olvidando para siempre la templanza.
Se insensibilizó masticando en trance glotón y mordió sus manos hasta digerirlas y chupar los últimos huesos. Los ácidos de su estómago se enfrentan al menú mientras el sillón aguarda impaciente sostener un culo a su medida algún día. Su mesa es un recuerdo de vómitos y frugalidad. El rey le da vida a lo que fue vida, come la muerte en un turbio amanecer lleno de aquella pereza sedentaria que dan los gustos sofisticados del glotón burgués del bosque. Gula en la soledad
Pierde la mente embotado en la angustia oral, anestesiando su cuerpo con una colección de gustos fetiche que guarda su paladar refinado, satisfecho se aventura a recibir gustos que provoquen sensaciones.
Juan Ignacio Barragan Fuentes

Fotografías: Amelia Herrero

¿Qué te pareció? Tu opinión es importante.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: