Artes Visuales

Energía y materia en Paco Hung

Por Flora Francola

Cuando nos acercamos por primera vez a la obra de Francisco Hung, observamos la fuerza de la materia. Luego nos damos cuenta que en sus lienzos se cumple la ecuación de Einstein E=mc² -masa es igual a energía, para ser concretos- lo vemos en el movimiento que la materia pictórica adquiere durante su creación, vemos estallidos que se han suspendido en el tiempo y el espacio. Juan Carlos  Palenzuela, crítico y curador de arte venezolano definiría l las Materias Flotantes de Hung como un cosmos inspirado por el desarrollo de la era espacial.
Para hablar de la obra de "Paco" Hung debo empezar por decir que su padre era chino y su madre venezolana, que con 12 años llega a Maracaibo con cero dominio del castellano, con paciencia aprende a hablar español, haciendo uso del dibujo como un medio alterno para comunicarse con sus maestros en el colegio. Un par de años más tarde se inscribe en la Escuela de Artes Plásticas Julio Árraga y es la pintura el principal vínculo con sus compañeros. En una etapa inicial, la expresión de Paco está influenciada fuertemente por la caligrafía, una gestualidad que va a mantener a lo largo de su trayectoria aunque con el tiempo va a ir mutando; en principio es quizá una forma de nexo con el origen de todo, de la vida, la familia, la lengua, es posible entenderlo como la naturaleza intima a través de la creación del objeto-escritura.

Foto: Audio Cepeda

Por momentos podemos ver figuración y luego perderla, quizá esa despreocupación frente a la etiqueta del ismo marcó la trascendencia de su obra. En sus años de estudiante se pasea por el retrato y el paisaje, toma el pincel como caligrafista frente al lienzo, dibuja trazos libres pero no teme acercarse al puntillismo, por ejemplo, tal es el caso del autorretrato que le hace ganar su primer premio; maneja la solemnidad del blanco y negro presente en la escritura oriental con la misma destreza que consigue al estallar en colores puros primarios y secundarios en sus paisajes. Digo paisajes aunque no siempre veamos la línea del horizonte, no obstante, logra con el manejo del plano la impresión de una escena ocurriendo en la brevedad del tiempo y ubicada en la amplitud del espacio.  

En Venezuela gana premios en salones de prestigio para la época como el Salón Municipal del Pintura y luego el Salón D'Empaire. Con el primero consigue una beca para estudiar en París en el año 1958, donde permanece casi tres años para luego regresar a Maracaibo. Hay un continuo retorno a esa ciudad, según cuenta Maite Hung, su esposa, por la influencia de la luz del trópico que en años de investigación y acción no fue posible encontrar en otra geografía. Participa en la Bienal de París con una mención honorífica, en el año 1963, y luego en la Octava Bienal de Sao Paulo, en Venezuela gana el primer premio el Salón Arturo Michelena en el 65 y el 70. Año siguiente viaja y reside en Nueva York, ya casado y con su primer hijo, escenario que le permite conocer otras formas de arte y continuar con su investigación.

Autoretrato. Foto Alexander Hung

A lo largo de más de cuarenta años de pintura, Hung atraviesa de ida y vuelta los convencionalismos del arte nacional, que lo sitúa como un referente contemporáneo para nuestra generación y las que vendrán. Su padre manejaba la exportación de pescado desde Maracaibo hasta Cantón, Paco siempre estuvo en contacto con el lago, ese puerto que lo recibe después que Japón invadió a China durante la Segunda Guerra Mundial. Hay algo de ese lago en sus Materias Flotantes, dirá Víctor Fuenmayor.

Mucho se habla de arte migrante estos días, Venezuela está colmada de ejemplos. Como Paco Hung, está Renzo Vestrini o Gertrude Goldschmitd. Vale el esfuerzo recordar sus obras como registro de las épocas que vivieron, como referentes del mundo que nos legaron, leer en la intimidad del arte la historia universal.

 

Pin It

¿Quién es El Esperpento?

"Ver el libro salir de imprenta y saber que ahí no termina el asunto sino que empieza otra etapa también cargada de desafíos: que se distribuya, que se conozca, que el público lector lo acoja... en fin. Con esto quiero dar cuenta de que al final del día el vaso está medio lleno. No podríamos seguir de no ser así."

El Esperpento

El Esperpento es Mauricio Andrés Micheloud.

Nació en Santa Fe pero vive en Córdoba donde, junto a su pareja y socia Barbi Couto, dirigen la Ediciones de la Terraza. Una editorial dedicada a libros infantiles y objetos.

A este diseñador gráfico e ilustrador se debe la imagen del libro “Apapachaditos... un arrullo de juegos” del grupo Abriendo Rondas para Ediciones de la Terraza (2015); iustración de la gráfica para la Feria del Libro infantil y juvenil Más libros, Más libres. Espacio de Memoria Campo de la Ribera (2015); el libro “La serpiente coqueta” de Mónica López para Editorial Salim (2014); “Tijeras” de Germán Machado para Ediciones de la Terraza (2014); ilustración de tapa del libro “Entre la pasión y la tensión. Relatorías de la práctica” (2013); lustración del libro “Temblor y otros relatos” del autor Fabricio Esperanza para Ediciones de la Terraza (2012); “¿Quién se llevó el cepillo de Sebastián?” de la autora Gabriela Vazquez para Ediciones de la Terraza (2012); ilustración de postales y afiches para las obras “Trazos Cruzados” (2011) y “Pájaros Prohibidos” (2012) del grupo de teatro Tres Tigres Teatro; diseño de tapas para revista Nueva Tierra (2010 - 2012), entre otras publicaciones.

Recibió el premio Destacado ALIJA” en la categoría Libro multimedia/audiotexto y el 2º lugar en el Concurso del Mejor libro impreso de la Argentina categoría libro infantil (2016) por “Apapachaditos... un arrullo de juegos". Fue ganador del II Concurso de Ilustración Infantil de la Feria Infantil del Libro Córdoba (2014); Segundo lugar en el concurso “Arte Único” (2012); Seleccionado finalista en el concurso “Arte Único” (2011); Ganador del concurso de afiche de la película “Sudor Frío” (2010) y recientemente ganó el premio Burnichón para "Separaciones Mínimas" (2016) y una mención para "Crack" (2016).

Más de sus ilustraciones pueden verse en www.elesperpento.com.ar

Pin It

El alma en el gesto

Carlos Alarcón, por Catalina López B.

Cuando visité el taller del pintor colombiano Carlos Alarcón, encontré en sus respuestas una guitarra eléctrica en reposo, y en él, a un director de actores que se vuelven retratos, a un psicólogo que interpreta en trazos, brochazos, barridos o pinceladas y a un pintor en escala de grises que lo eximen de los dos extremos, blanco o negro.

-Conversar contigo en tu estudio deja sentir la influencia del juego, la literatura, la música, el cine e incluso la psicología en tus últimos diez años de obra. ¿Qué aporte ha significado cada una de esas disciplinas en tu obra?

-La literatura infantil, el juego, los juguetes y la realidad son la gran inspiración para crear las escenas que pinto.
Pintar sin  música retumbando en el estudio sería imposible. El cine es una gran ayuda para crear atmósferas, escenas y personajes. El análisis psicológico de los personajes que retrato hace que mis pinturas sean sinceras y los rostros  por si solos hablen de sus Angustias.

-¿Cómo se volvió el soldadito de plomo disparador de un trabajo pictórico a partir de la relación que estableciste con las mamás de soldados colombianos?

-Primero fue la fascinación por las ilustraciones de El soldadito de plomo (cuento de Christian Andersen) y en el desarrollo de esa idea, busqué la oportunidad de trabajar con las madres de algunos soldados secuestrados, quienes aceptaron mi propuesta  de convertir las fotos de sus hijos en pinturas de soldados de juguete y hacer parte de la obra. De alguna forma, ellas aceptaron el imaginario de tomar su realidad para convertirla en un juego de niños, haciéndolas pensar que lo ideal sería que la guerra de la que fueron víctimas sus hijos, solo fuera parte de un juego de niños.

- ¿Por qué decidiste autorretratarte vestido de soldado?

-Al conocer la realidad y a muchos soldados mutilados, sentí la incapacidad de poder ayudarlos y pude de alguna forma resolver este dilema tomando mi imagen y mutilándola.

-Te graduaste de artes visuales con énfasis en audiovisual y te enamoraste de la pintura, ¿qué te pega a ella?, ¿por qué pintura en un espectro tan amplio?

-Con el cine y el video no se cumplían mis sueños de hacer una obra concreta y rápida, pasaba mucho tiempo y el resultado no era el esperado, además los costos eran muy altos; en cambio con la pintura, el dibujo y la fotografía, podía contar historias inmediatas resolviendo problemas estéticos a corto plazo y obteniendo el resultado planeado.

-¿Qué es para ti un retrato?

- Es una forma concreta de mostrar el alma de cada persona.

-¿Qué te condujo a retratar la angustia de los otros?

-Después de hacer una reflexión sobre los estados anímicos de las personas, a mi manera de ver, predomina la angustia, pues es una condición humana que por leve que sea, siempre está presente y siempre se refleja en el rostro. Quise robarme estos momentos que no muchas veces contemplamos a conciencia.

- ¿Qué has encontrado de ti en esas caras?

-Muchas de las personas que retrato son ajenas a mí, pero creo tener sentimientos similares, solo con ver las posiciones de sus cuerpos. Cuando siento dolor corporal creo que mi cuerpo  toma posiciones que suelo ver en ciertas personas que he retratado.

- ¿Qué has encontrado en la paleta de grises?

-La intención de utilizar en mi última serie una paleta en escala de grises, es obviar la atención que llevan los colores cálidos. Los claroscuros en grises centran la atención en el personaje que está retratado y le da más dramatismo a las pequeñas escenas que retrato.

**********************

CARLOS ALARCÓN. Es maestro en Artes Visuales de la Pontificia Universidad Javeriana, especializado en Arquitectura Efímera en la Universidad Politécnica de Cataluña. Ha trabajado conjuntamente en producción audiovisual, como docente y en proyectos plásticos desde hace más de una década, poniendo en la pintura un  punto de encuentro para plasmar imágenes difíciles de olvidar, y reubicando posibilidades frente a la lienzo que analizan y confrontan situaciones artísticas, culturales, sociales y políticas.
www.carlosalarconart.com

Pin It
Publicación virtual de

La Vaca Mariposa

¿Quiénes somos?

Haciendo Muu+

Contacto

Envíame un mail